LOS HIJOS MAYORES DE EDAD DEBEN PROCURARSE ALIMENTOS POR SÍ MISMOS
martes, 16 de diciembre de 2014
EN EL PRESENTE ARTÍCULO, REFLEXIONAREMOS EN TORNO A LOS ALIMENTOS PETICIONAROD POR MAYORES DE EDAD QUE NO TRABAJAN, NO ESTUDIAN Y ESTÁN SANOS, A PARTIR DE UN FALLO DICTADO POR EL SUPERIOR TRIBUNAL DE JUSTICIA DE CORRIENTES –SECRETARÍA JURISDICCIONAL NRO. 2-.

HECHOS:

UN HOMBRE Y UNA MUJER SE UNEN.

PROCREAN.

SE SEPARAN.

ACUERDAN UN MONTO DE CUOTA ALIMENTARIA EN EL MARCO DE UN JUICIO DE ALIMENTOS, A FAVOR DE LA DESCENDENCIA MENOR DE EDAD.

PASA EL TIEMPO.

EL HOMBRE INSTA UN EXPEDIENTE CUYO OBJETO ES LA DISMINUCIÓN Y CESE DE CUOTA ALIMENTARIA –INCIDENTE-.

LAS BENEFICIARIAS MAYORES DE EDAD, SE OPONEN AL MISMO.

PRIMERA INSTANCIA: SE DISPUSO EL CESE DE LA CUOTA ALIMENTARIA A FAVOR DE LAS HIJAS DEL DEMANDADO.

CÁMARA DE APLACIONES EN LO CIVIL Y COMERCIAL: SE DESETIMA EL RECURSO DE APELACIÓN Y EN SU MÉRITO SE CONFIRMA LA SENTENCIA DE PRIMERA INSTANCIA.

SUPERIOR TRIBUNAL DE JUSTICIA DE CORRIENTES: CONFIRMA LAS DECISIONES ADOPTADAS POR LOS MAGISTRADOS INFERIORES.

FUNDAMENTO DEL PEDIDO DE CESE DE CUOTA ALIMENTARIA:

LAS HIJAS SON MAYORES DE 21 AÑOS DE EDAD.

FUNDAMENTO DEL PEDIDO DE RECHAZO DEL INCIDENTE Y CONSECUENTE PETICIÓN DE SUBSISTENCIA DEL PAGO DE LA CUOTA ALIMENTARIA:

AMBAS MAYORES DE 21 AÑOS MANIFIESTAN QUE LA SITUACIÓN ECONÓMICA EN LA QUE SE ENCUENTRAN, POR ESTAR DESOCUPADAS EN UN CONTEXTO EN EL CUAL ES HARTO DIFÍCIL CONSEGUIR TRABAJO. INVOCAN ASÍ, SU DERECHO A LOS ALIMENTOS ENTRE PARIENTES, DERIVADOS DE LA SOLIDARIDAD FAMILIAR –ART 370 CC-.

BASE NORMATIVA:

DERECHO A PETICIONAR ALIMENTOS:

ARTÍCULO 267 DEL CÓDIGO CIVIL:

“LA OBLIGACIÓN DE ALIMENTOS COMPRENDE LA SATISFACCIÓN DE LAS NECESIDADES DE LOS HIJOS EN MANUTENCIÓN, EDUCACIÓN Y ESPARCIMIENTO, VESTIMENTA, HABITACIÓN, ASISTENCIA Y GASTOS POR ENFERMEDAD”.

LÍMITE TEMPORAL DE LA OBLIGACIÓN ALIMENTARIA:

LA OBLIGACIÓN SE ENCUENTRA LIMITADA NORMATIVAMENTE, HASTA LOS 21 AÑOS

PRECRIPCIÓN LEGAL:

LEY 26.579 2/12/2009, PROMULGADA EL 21/12/09-, ARTÍCULO 3º-. AGRÉGASE COMO SEGUNDO PÁRRAFO DEL ARTÍCULO 265.. DEL CC:

“LA OBLIGACIÓN DE LOS PADRES DE PRESTAR ALIMENTOS A SUS HIJOS, CON EL ALCANCE ESTABLECIDO EN ARTÍCULO 267, SE EXTIENDE HASTA LA EDAD DE VIINTIUN AÑOS, SALVO QUE EL HIJO MAYOR DE EDAD O EL PADRE, EN SU ACSO, ACREDITEN QUE CUENTA CON RECURSOS SUFICIENTES PARA PROVEÉRSELOS POR SÍ MISMO”.

LUEGO DE LOS 21 AÑOS:

.ART. 370 DEL CC (LEY 23.264): “EL PARIENTE QUE PIDA ALIMENTOS, DEBE PROBAR QUE LE FALTAN LOS MEDIOS PARA ALIMENTARSE, Y QUE NO LE ES POSIBLE ADQUIRIRLOS CON SU TRABAJO, SEA CUAL FUESE LA CAUSA QUE LO HUBIERE REDUCIDO A TAL ESTADO”-.

EN DICHA HIPÓTESIS, EL RECLAMO ALIMENTARIO ESTARÁ ANCLADO A LA DEMOSTRACIÓN DEL ESTADO DE NECESIDAD DEL PETICIONARIO, FUNDADO EN LA FALTA DE MEDIOS ECONÓMICOS Y LA IMPOSIBILIDAD RAZONABLE PARA PROCURÁRSELOS CON EL TRABAJO PERSONAL.

UN ASPECTO ALECCIONADOR DEL FALLO DEL SUPERIOR TRIBUNAL DE CORRIENTES REZA LO SIGUIENTE:

“… NO BASTA INVOCAR LA SOLIDARIDAD ENTRE PARIENTES PARA QUE NAZCA EL DERECHO DEL MAYOR DE EDAD PARA DEMANDAR ALIMENTOS AL PROGENITOR, PUES DE LO CONTRARIO ESE VALOR –LA SOLIDARIDAD PARENTAL PODRÍA CONVERTIRSE EN UN DISVALOR: LA PRIMA A LA PEREZA, DEBILITANDO LA RESPONSABILIDAD QUE PESA SOBRE CADA INDIVIDUO DE ANTENDER SU SUBSISTENCIA. DEBER, EL DE PROCURARSE CADA UNO EL SUSTENTO PERSONAL, QUE SE HALLA INCORPORADO A NUESTRA CARTA MAGNA (ART. 75. INC. 22), A TRAVÉS DE LA DECLARACION AMERICANA DE LOS DERECHOS Y DEBERES DEL HOMBRE LA CUAL, ENTRE OTRAS NORMAS FUNDAMENTALES, PRESCRIBE QUE: “TODA PERSONA TIENE EL DEBER DE TRABAJAR, DENTRO DE SU CAPACIDAD Y POSIBILDIADES, A FIN  DE OBTENER LOS RECURSOS PARA SU SUBSISTENCIA O EN BENEFICIO DE LA COMUNIDAD” (ART. 37). ASÍ LO TENEMOS DICHO POR SENT. Nº 100 DICTADA EL 23/10/13, EN EXPTE. Nº 74.070/12 CARATULADO “S., G.A. C/ S., I. R. S/ ALIMENTOS”. ASÍ, EL PRIMERO QUE DEBE HACER FRENTE A LAS CARGAS DE LA VIDA ES EL PROPIO INTERESADO, ATENDIENDO AL PROPIO MANTENIMIENTO CON SUS RECURSOS PERSONALES, EN ESPECIAL, CON SU TRABAJO, CON SU ESFUERZO, CON SU FATIGA. SÓLO CUANDO EL INDIVIDUO CARECE DE RECURSOS Y, POR DETERMINADAS CIRCUNSTANCIAS (EDAD, O FALTA DE SALUD) NO PUEDE PROCURARLOS CON SU TRABAJO, ES QUE LA SUBSISTENCIA DEL NECESITADO DEBE SER ANTEDIDA POR LOS FAMILIARES MÁS PRÓXIMOS, EN CUMPLIMIENTO DE UN DEBER MORAL DE SOLIDARIDAD FAMILIAR. Y SOBRE EL PARTICULAR, CON LA ALZADA LES HA DICHO, LAS RECLAMANTES DEL CASO NO HAN DICHO NI DE LSA COSNTANCIAS DEL EXPEDIENTE RESULTA, QUE EXISTA MOTIVO ALGUNO POR EL CUAL RESULTEN IMPEDIDAS A SUBVENIR A SUS NECESIDADES, POR SUS PROPIOS MEDIOS.”. FIRMADO. DRES. GUILLERMO SEMHAN – FERNANDO NIZ- ALEJANDRO CHAIN.

CONCLUSIÓN:

LOS HIJOS MAYORES DE EDAD NO TIENEN DERECHO A PEDIR CUOTA ALIMENTARIA  A SUS PADRES, SINO QUE TIENEN EL DEBER DE PROCURÁRSELOS POR SUS PROPIOS MEDIOS.

QUIZÁS PARA EVITAR ESTE TIPO DE PLANTEOS, LOS PADRES SON QUIENES TIENEN EL DEBER DE ENSEÑAR A SUS HIJOS EL VALOR DEL TRABAJO A FIN DE OBTENER SU PROPIO SUSTENTO, RESPONSABILIZARSE, DESARROLLAR LA CAPACIDAD PARA MANTENERSE A SÍ MISMO, Y A SU TURNO, A SU PROPIA PROLE. DESPLEGAR LAS ALAS AL VIENTO Y LLEGAR A LA ADULTEZ DE UNA MENERA SATISFACTORIA, PLENA, AUTÓNOMA E IRREPROCHABLE.

 

SALUDOS CORDIALES,

Dra. Laura Vanesa Chappe
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla
www.abogadalaurachappe.com.ar
4572-3545 / 15-6684-8855